¡Que vuelva la falda vaquera!

Hoy os dejamos con un post que nos envía nuestra amiga Susana y que nos viene genial para recordar a @cris_garpes y uno de sus looks del pasado agosto con una de nuestras blusas y una fantástica falda vaquera. ¡Que lo disfrutéis!

La falda vaquera nunca se ha ido…

Una noche, el verano pasado, antes de salir a tomar una copa, mi amiga Julia pidió prestado un pantalón corto o una falda a otra de nuestras amigas, que, en un arrebato de originalidad – ahora me doy cuenta – bien merecida, le ofreció una falda corta vaquera .

En ese momento, yo pensé “¡NOOO! ¡De ninguna manera! No vas a ponerte eso.” Mi alma de “fashion victim” salió a relucir. Mejor me hubiese quedado callada.

“¿Por qué no?”, me respondieron estupefactas y desdeñosas al mismo tiempo. Les respondí en un tono que rechazo en su totalidad y que de ninguna manera me caracteriza, contrariamente a los principales temas de este blog: “Porque no está de moda”.

Y, por suerte, no me hicieron caso.

Ahí lo tenía, delante de mis narices… la estupidez habitual había hablado. Ellas, con los ojos clavados en mi no pudieron más que articular un sorprendente “¿de verdad?”, y me sentí obligada a encontrar razones para justificar que la falda vaquera ya no es una pieza digna de la moda más chic.

Y como ninguna tortilla se hizo sin romper algunos huevos, terminé sintiéndome como una idiota, por supuesto, pero, forzada a preguntarme sobre el asunto de la discusión. Y me puse a pensar …

¿Cuándo dejamos muchas de nosotras de usar faldas vaqueras? ¿Están realmente fuera de las tendencias de la moda? Y si es así, ¿Las queremos de vuelta? La respuesta, para mi, está clara: ¡Si!

Falda vaquera y blusa - Hellas

Veréis, tanto como divago y sigo divagando regularmente sobre el omnipresente tema de las tendencias, es probable que sea el que menos obedezca a afirmaciones como esa. Para mí, las tendencias solo trazan algunas pautas o inspiración en lo que a moda se refiere. El resto, simplemente consiste en disfrutar.

Entonces, esa es la razón por la cual mi respuesta me asustó, porque me niego a convertirme en una maldita víctima de la moda que marquen tal o cual pasarela o tal o cual diseñador.

Sin embargo, resultó que mi instinto (Podéis escuchar las carcajadas a kilómetros de distancia) me jugó una mala pasada. ¿Por que razón no vamos a poder usar una falda vaquera? Por más anticuado y pasajero que algunos quieran que parezca, en pleno auge del vintage, hay algunos cortes y diseños que se ven absolutamente fabulosos.

La razón por la que salté de la silla ante la idea de una falda vaquera, fue porque estaba pensando en el estilo del 2000. Lo recuerdas, ¿Verdad? Todas solíamos usarla: mini, cintura baja, muy ajustada, combinada con camisetas ajustadas y tacones altos…

Pero, cuando me puse a indagar para escribir este post, me quedé literalmente impresionada por mi ignorancia. Me sorprendí con el aspecto y los estilos infinitos que tiene una falda vaquera en 2017.

Faldas lápiz, faldas midi, por encima de las rodillas, con bolsillos laterales, ajustados o ligeramente sueltas, cintura alta, rasgadas, tela vaquera oscura, ligera, lavada a la piedra. Sea como sea, realmente original. Lo que la falda vaquera ha sufrido en la última década ha sido un cambio de imagen completo, pero nos ha pasado desapercibido. Y, claro, la referencia de la minifalda vaquera de principios de siglo es la que nos viene a la mente en cuanto pensamos en ella.

Hoy, la falda vaquera ha logrado mantener uno de sus mejores activos, EL DENIM. Y se amolda y ajusta al estilo de las mejores faldas y diseños. Y en realidad estoy bastante sorprendida de que en todo este regreso de los 90, la falda vaquera haya pasado tan desapercibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 9 =