Consigue un outfit perfecto con el chaleco gabardina

Todavía no podemos desprendernos de nuestros maravillosos jerseys, esas prendas softs y calentitas para el otoño y invierno. O de los espectaculares abrigos de pelo, aliados incondicionales para los días de frío. Pero, aunque parezca mentira, poco a poco nos estaremos despidiendo del frío para dar paso a la primavera y, con ella, introduciremos nuevos looks.

Precisamente el chaleco gabardina beige es una de esas prendas perfectas para ir calentando motores y poco a poco llenar nuestro armario con prendas más fresquitas. Vale, sí, sabemos que todavía es pronto para hacer un cambio estacional de looks pero desde Hella’s te proponemos una serie de trucos para conseguir un outfit perfecto con este tipo de chaleco.

¿Pero qué es un chaleco gabardina?

La mayoría de vosotras ya conoceréis esta prenda, ya que lleva unas cuantas temporadas arrasando. El chaleco gabardina es como una trench coat pero sin mangas, lo que la convierte en una prenda más versátil y combinable de mil maneras. Si nunca te has atrevido a llevarlo, te recomendamos que le des una oportunidad, ¡no te defraudará! Seguro que, una vez que te lo pongas, se convertirá en tu más apreciado aliado.

¿Cómo combinar un chaleco gabardina?

Generalmente los chalecos no suelen estar en nuestra lista de prioridades cuando nos vamos de compras o buscamos prendas en tiendas online. Sin embargo, poco a poco le hemos cogido el gustillo a incorporar chalecos y sus infinitas variables a nuestros looks: chaleco de pelo, chaleco gabardina, chaleco vaquero, chaleco con flecos… Una larga lista de variables que nos acompañan en nuestros outfits al más puro street style, más glamurosos o más casuales. ¡Uno para cada ocasión!

Ya no tenemos dudas, el chaleco se trata de una prenda infalible, capaz de elevar nuestros looks a la máxima de estilo y cambiarlos por completo. Los outfits que nos regalan son sin duda de los mejores, cambiando por completo tu look. Es algo así como el accesorio que todo lo cambia. Irresistible, ¿verdad?

Sin lugar a dudas, el chaleco tipo gabardina es el rey de estilismo para tus outfits casuales: le aporta elegancia a la vez que comodidad, es fácil de llevar y combinable con numerosas prendas. ¡Si es que nos encanta! Desde Hella’s te proponemos que optes por prendas más ajustadas debajo, como jeans skinny, con tus botines favoritos, una cami básica chula y tu bolso favorito.

Para un look casual, no necesitas demasiadas florituras debajo, el chaleco gabardina tiene que ser la prenda estrella de tu look y no es aconsejable que lo recargues. Eso sí, si quieres usarlo en días más fríos, es una prenda perfecta para la técnica del layering o el arte de superponer capas. Puedes usar prendas más finas debajo e ir agregando capas, o simplemente con tu jersey favorito.

Otra opción es apostar por un vestido ajustado debajo, con unos botines o zapatos, acompañados de un bolso a juego y un gorro bohemio. Además, también es una opción perfecta combinar el chaleco gabardina con una blusa debajo o con unos jeans boyfriend y unos buenos tacones. Juntos formarán el atuendo perfecto para un cita informal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 9 =