Abrigo rizado, una prenda con estilo para invierno

No hay manera más trendy de pasar el invierno que con prendas que lleven el calorcito por bandera y que, a nuestro favor, aporten un toque de estilo a nuestro looks. ¿Ya sabéis de qué prenda os estamos hablando? ¡Sí! Los abrigos rizados. Al igual que los abrigos de pelo, es una prenda ideal para cualquier look y para los días de frío.

Los abrigos rizados son ese tipo de prendas que generan mucha controversia, por decirlo así. Cuenta con muchos amantes, pero también con muchos detractores. Sin duda, nosotras nos unimos al clan de los amantes y los abrigos rizados ya ocupan un lugar privilegiado en nuestro armario.

Sin duda, hacerse con un abrigo rizado es una apuesta perfecta para dar en la diana del máximo estilo. En nuestra tienda online puedes encontrar tres versiones ideales para cualquier de tus looks: abrigo rizado rosa, abrigo rizado negro, abrigo rizado camel y abrigo rizado blanco.

Si todavía tienes dudas de cómo acertar combinando un abrigo rizado, te traemos una serie de tips para que encuentres el tándem perfecto entre comodidad y estilo.

 

Abrigo rizado: juega con volúmenes

 

Para llevar un abrigo de este estilo, no puedes olvidar el equilibrio entre el volumen de las prendas que añadirás a tu look. Básicamente porque puedes correr el riesgo de añadir un volumen excesivo a tu figura y desmerecer las prendas que llevas, despojando de cualquier ápice de estilo a tu adorado abrigo rizado.

Para acertar y conjugar tu look con una relación de volúmenes adecuada, lo ideal es elegir prendas que estilicen y que no sean demasiado voluminosas. Puedes utilizar pantalones ajustados al cuerpo como por ejemplo unos leggins de cuero o unos pantalones de corte skinny. Además de estilizar tu silueta hará que el abrigo luzca mucho más bonito. Utiliza unos botines con tachas para un look más rockero e incluso unas bailarinas para ir cómoda y con un toque romántico.

Te recomendamos que huyas de las faldas con vuelo o de los pantalones palazzo. Corres el riesgo de aumentar el volumen de tu silueta excesivamente y verte mucho más ancha. De esta manera, sólo conseguirás deslucir las formas de tu abrigo al haber un exceso de formas voluminosas.

También puedes combinar tu abrigo de pelo con una falda polipiel y medias oscuras, de modo que el abrigo se convierta en un precioso maxi vestido que estilizará tus piernas y te hará ver sensacional.

 

Abrigo rizado y contraste de colores

 

Para lucir tu abrigo rizado con estilo, es esencial combinarlo con prendas de colores llamativos, para conseguir un efecto de contrastes que hará de tu look algo excepcional.

Por ejemplo, si tu abrigo rizado es blanco o beige son fáciles de llevar ya que permiten llevar tanto tonos oscuros como tonos más claros. Al ser una prenda voluminosa destacará mucho si la llevas en tonos claros. Ganarás un plus de luminosidad al combinar con tonos marrones, rosados o nude. Será todo un acierto combinarlo con verde oscuro, rojo burdeos o incluso negro.

 

Abrigo rizado, la prenda por excelencia de tu look

 

Hay una regla de estilo que no debemos olvidar a la hora de llevar un abrigo rizado: “menos es más”. Y es que no debemos excedernos y combinar este tipo de prendas con otras tipo pelo o teddy. Lo ideal es optar por telas vaporosas o ajustadas a la hora de combinar tu abrigo rizado, como por ejemplo con algodón o la lana fina.

A parte de eso, no debes excederte a la hora de elegir tus complementos, porque puedes matar tu look con demasiados puntos a los que atender. El abrigo rizado es una prenda que destaca por sí sola, por lo que si quieres añadir complementos debes ser precavida. Intenta que los complementos sean discretos, ya que tu abrigo rizado debe ser el protagonista indiscutible de tu look.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =